Facebook Opirata Twitter Opirata Google+ Opirata Youtube Opirata Old Play Spain S.L.U.
Informática y electrónica al mejor precio desde 2005
Opirata

Televisores

Comprar televisores baratos online es muy sencillo en Opirata. Solo tendrás que ver el tamaño, parar que lugar lo quieres y el tipo de pantalla y así encontrar el que necesitas. Así de sencillo podrás encontrar la televisión barata que mejor se adapte a tu hogar. Nuestra recomendación particular: Las Smart TV Hisense.

Filtrar resultados por:
Fabricante
Fabricante:
Ordenar por:
Televisor 20" eSTAR D2T1 HD Negro
¡Últimas unidades!
104.78€
Televisor 55" Hisense 55M3300 4K / SmartTV
¡Últimas unidades!
596.97€
Televisor 65" Hisense 65N6800 ULED 4K UHD Smart TV VIDAAU
PRECIOPIRATA
¡Últimas unidades!
1279.38€
Televisor 70" Hisense H70NU9700 4K / Smart TV
¡Últimas unidades!
2579.05€
Viendo del 1 al 60 (de 83 productos) Páginas de Resultados:  1  2  [Siguiente >>] 

Consejos para comprar televisores baratos

La compra de un televisor para nuestro hogar siempre es un momento excitante. Empezamos a hacer una idea de cómo quedará en nuestro salón y nos imaginamos viéndolo, cómodamente tumbados en el sofá. Un bonito televisor plano, con los marcos finos y una imagen impresionante. Hasta aquí todo perfecto pero una vez volvemos a la realidad nos preguntamos? ¿cual nos compramos?

La primera recomendación antes de lanzarnos, es pensar donde lo vamos a colocar y de que espacio disponemos. No es lo mismo un televisor que va directamente en el suelo, uno que se coloca sobre un mueble de TV o uno que vamos a acoplar en nuestra pared mediante un soporte VESA.

Tampoco es lo mismo un televisor para salón que uno para la cocina o una habitación. Por eso lo principal es medir el tamaño del que disponemos y la distancia a la que vamos a estar de este. El tamaño es fácil porque con solo medir la distancia que nos ocuparía la base y el alto tendríamos las pulgadas aproximadas que necesitaríamos.

La distancia a la que vamos a estar es algo más complicado de medir, pero por experiencia te recomendamos que para un salón elijas el tamaño máximo (sin ser un animal) que puedas, pues es mejor eso que quedarte corto. Un salón es un espacio amplio y una televisión de por ejemplo 32 pulgadas que nos parece grande a la hora de verla, allí se nos hace pequeña casi seguro.

En una habitación, y por como son la mayoría, una televisión de entre 22 pulgadas y 32 pulgadas debería ser más que suficiente. Procura colocarla en una zona en la que tu postura no sea muy forzada a la hora de verla, pues puedes tener dolores si pasas demasiado tiempo en una postura incómoda para nuestro cuerpo.

Por último otra estancia muy habitual para las televisiones es la cocina (a pesar de que se recomienda no verla mientras se come jeje), y en este lugar más que una televisión para disfrutar es más como una compañía por eso con una de entre 24 y 32 ya estaría bien.

Aquí te estamos dando recomendaciones para un hogar medio, pero el último en decidir eres tú por supuesto. Y no te olvides tampoco de las conexiones para los periféricos por si necesitas conectarle discos duros externos o una grabadora.

Televisores 4K, 3D, HD, UHD, Full HD, LED, Plasma, Miracast, Smart TV?

Ante tanta oferta y características diferentes parece que no nos decidimos a comprar una. Tememos no acertar, pues a veces no conocemos términos o sencillamente no sabemos si nos conviene más una que otra.

Por ello vamos a resumir las diferentes características tanto a nivel de tecnologías como de pantallas, para que te sea más fácil elegir lo mejor para ti.

  • Resolución de los televisores: Aquí vamos a ser concisos pues todo el mundo o la mayoría es capaz de entender que, junto con el tamaño y el sonido (el gran olvidado y después tan criticado), son los puntos principales. Tenemos básicamente nomenclaturas que definen la resolución de una pantalla pero aquí te especificaremos un poco el tamaño y los usos.
    • HD: 1280 x 720 píxeles. Es el tamaño más pequeño en televisores de cierto nivel. Es la resolución ideal para televisores pequeños y en los que no necesitemos gran cantidad de detalle. Por ejemplo hasta 22 pulgadas.
    • Full HD: 1920 x 1080 píxeles. Es el tamaño más estandarizado y que todo el mundo busca ya que ofrece calidad sin pasarse de precio. Televisores baratos de 32 pulgadas Full HD es una opción excelente entre calidad y precio.
    • 2K: 2048 x 1080 píxeles. Es un formato que evoluciona del Full HD y añade más píxeles a la horizontal. Es un formato enfocado en el cine digital, así que si lo tuyo son las películas puede ser una excelente opción.
    • Ultra HD o 4K: 3840 x 2160 píxeles. Es el formato por excelencia a día de hoy en cuanto a la televisión de alta definición. Este tipo de resolución está indicado para todos aquellos que busquen una calidad de imagen que incluso supere a la realidad. Antes tenían un precio muy prohibitivo pero a día de hoy la cosa ha cambiado bastante. Si eres cinéfilo o aficionado a las series, tendrás televisores 4K baratos de diferentes marcas para que sencillamente alucines en tu salón.
    • 8K: 7680 x 4320 píxeles. Esta resolución ya es de otro planeta y para apreciar algo lo que supone este salto tendríamos que dar el salto a pantallas de más de 70 o 100 pulgadas y que muy pocos se podrían permitir.
  • Tecnologías LED y OLED: Son los dos tipos de tecnologías que más se usan a día de hoy ya que las LCD estándar están desapareciendo y las televisiones de plasma no han cuajado y ya no se fabrican. Las LCD LED son las más extendidas pero las OLED, con una tecnología diferente que permite pantallas más planas y mejor calidad de imagen, empiezan a comer terreno gracias a unos precios más competitivos.
  • Televisores curvos: Hace unos años fueron el boom pero a día de hoy ya no son tan llamativas y los fabricantes no le dan tanta importancia, ya que han decidido en centrarse en otros tipos de tecnologías. Estos tienen la particularidad de que a una persona le da una experiencia totalmente inmersiva cuando está en el centro de la acción, pero para el resto que no están en este punto, la experiencia no es lo mismo y se pierde calidad disfrute.
  • Televisores 3D: Seguro que recuerdas Avatar y todo lo que se montó a su alrededor. Parecía que era el futuro pero igual que las curvas han ido perdiendo protagonismo, pues los fabricantes se centran en otras tecnologías como son el 4K y el OLED.
  • Existen dos tipos, las de tecnología activa, que usan tecnología eléctrica de las gafas para simular el 3D y se sincronizan con el televisor y las pasivas en las que el televisor proyecta dos imágenes simultáneas y que cada lente de nuestra gafa se ocupa de procesar bloqueando una para hacer aparecer la sensación de 3D.
  • Televisores Smart TV: Son los conocidos también como televisores inteligentes gracias a todo lo que ofrecen. Gracias a la conexión a internet el abanico de posibilidades se abre y tendrás un reproductor multimedia integrado en tu TV. Veras todo el contenido que puedas imaginar, navegar por internet e incluso apuntarte a las diferentes compañías de contenido en streaming, como Netflix o HBO, para navegar pos sus interfaces y ver el contenido que desees. El límite está en tu imaginación y en el tipo de Smart TV que tenga tu TV ya que cada compañía usa el propio con unas características particulares en cada caso.
  • Tecnología DLNA: Esta tecnología sirve para conectar diferentes dispositivos entre sí que sean compatibles, y siempre que estén conectados a la misma red. Esto permite reproducir contenido de nuestro ordenador directamente en la tele por ejemplo.
  • Tecnología MHL3: Permite conectar nuestros dispositivos móviles al televisor y ver su contenido de forma directa. Además en el momento de estar conectado también lo estaremos cargando.
  • Tecnología Miracast y Chromecast: Es similar a la tecnología DLNA con la diferencia que no necesita conexión Wifi externa ya que la red se crea entre ellos de forma que el contenido se transmite desde un móvil a una televisión y este se controla desde el terminal.

Quizás no seas un experto con estos datos que te damos, pero tienes más que suficiente para poder elegir el mejor televisor para tu hogar y así disfrutar de una experiencia completa. Como recomendación final, si tienes varios televisores en tu hogar, invierte en uno de ellos y el resto úsalos como secundarios. Por ejemplo, para la cocina o la habitación con televisores pequeños baratos igual es suficiente, pero en un buen salón que se precie, y si además eres un buen aficionado al cine o las series, invierte en algo bueno porque con el tiempo lo agradecerás. Televisores de 55 pulgadas son la opción más elegida para este caso.

Así tendrás televisores Samsung, LG o Sony como los más reconocidos y valorados por los usuarios. En un escalón un poco más bajo tienes televisores Philips, Hisense, Toshiba o Hitachi como elecciones más económicas pero que te proporcionarán una experiencia increíble.