Ventajas de instalar un SSD a tu portátil

Vamos a dedicar esta entrada de hoy a contarte cuales son las ventajas de instalar un disco duro solido o SSD en tu portátil. Para ello empezaremos explicando de forma sencilla y en rasgos generales qué es un disco duro mecánico y un disco duro SSD.

Disco duro mecánico o HDD

Los discos duros mecánicos o HDD son los componentes básicos de almacenamiento de un ordenador.

Llevan muchos años entre nosotros, evolucionando en prestaciones, capacidades y velocidades. Es un componente tan importante porque en ella tendremos toda nuestra información, y lógicamente no nos gustaría perderla, como pueden ser fotografías, documentos, vídeos…

Los discos duro mecánicos están compuestos, como indica su denominación, por piezas mecánicas, y utilizan el magnetismo para grabar la información.

Dentro de la unidad nos encontramos con uno o varios discos que giran todos a la vez a gran velocidad. A cada uno de los discos se les llaman plato y en cada una de sus caras, un cabezal lee o graba tu información.

Disco duro SSD

Las unidades de estado sólido o SSD (Solid State Drive) es la alternativa actual a los HDD. La principal diferencia es que no utilizan componentes mecánicos para su funcionamiento, sino que utilizan microchips con memorias flash para almacenar la información. Un sistema de almacenamiento que recuerda a las tarjetas microSD o SD.

Estos SSD al no usar un cabezal como los discos HDD, utilizan un procesador integrado para la lectura y escritura de datos. Cuanto más eficiente sea ese procesador, más rápido será el SSD.

Además al no ser mecánicos, no harán ruido y su consumo energético será menor.

Otra diferencia que tenemos en estos discos duros SSD, es que están disponibles en más formatos de conexión. Además del clásico SATA, también están disponibles en formato PCI-Express. Este último es un formato que ofrece hasta 6 veces más velocidad que el formato SATA, pero está orientado para los nuevos equipos más exigentes.

Diferencias entre un HDD y un SSD

Las principales diferencias que nos encontraremos serán: la velocidad, la capacidad y su precio.

Velocidades de transferencia

Las unidades SSD que te puedes encontrar hoy en día te ofrecen velocidades aproximadas de unos 500MB/s (formato SATA) frente a los 150MB/s de un disco duro mecánico.

Con estas velocidades y que los SSD no necesitan desfragmentar la información, harán que tu equipo mejore sustancialmente, donde el arranque o el acceso a tus aplicaciones serán hasta 5 veces más rápido que con los discos HDD

Capacidad y Precio

En esta parte de la comparativa es donde sale perdiendo los SSD. En ella nos encontramos que los discos SSD ofrecen menos capacidad de almacenamiento que los clásicos Discos Duros HDD. Esto te influye si usas discos superiores a los 2TB.

El otro problema es el coste. Un disco duro SDD de 1TB cuesta prácticamente 3 veces más que un HDD. Esta diferencia de precio no debería de ser un impedimento para mejorar tu ordenador o portátil ya que los de menor capacidad seguro que se adaptan mejor a tu bolsillo.

Podemos resumir que un disco duro SSD es más caro que uno mecánico, pero las ventajas que obtendrás superarán ese hándicap. Tu viejo portátil “resucitará” al instalar un SSD

Optimiza tu portátil

Te invitamos a que descubras nuestro nuevo servició para que tu portátil vaya mucho más rápido. Accede a través de este enlace: Optimiza tu portátil

Facebooktwittergoogle_pluspinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*