Tecnología vintage. Los disquetes de 5.25 pulgadas

Disquetes de 5,25"Los disquetes son un soporte de almacenamiento de datos casi desaparecido. En la actualidad es muy difícil encontrar dispositivos que aún los utilicen o incluso lectores que permitan acceder a información guardada en estos discos. Esta mañana han llegado a nuestras manos unos Diskettes 5¼ MD2-D Verbatim y nos animamos a investigar un poco más sobre el pasado de esta reliquia de la tecnología.

Historia de los disquetes

Estos disquetes cuadrados de plástico que se meten en la disquetera llevan dentro una fina lámina flexible que almacena la información mediante un proceso de magnetizado, siendo soportes de tipo magnético. Como muchas de las revoluciones tecnológicas de los años setenta, el desarrollo de los disquetes se realizó en las instalaciones de la empresa IBM y su uso se hizo popular porque los ordenadores de la marca añadieron la unidad necesaria para leer estos discos.

En los años ochenta y noventa, los disquetes eran el soporte que triunfaba entre los perfiles más tecnológicos de la sociedad. Se intercambiaban disquetes para distribuir software (videojuegos, programas, virus…), para transferir información de forma rápida e incluso para hacer copias de seguridad.

Al ir apareciendo en el mercado nuevos soportes con una mayor capacidad de almacenamiento, los disquetes han ido quedando relegados y han desaparecido casi por completo. Eran discos sensibles a los campos magnéticos y poco estables guardando la información en el tiempo, por lo que encontrarse un disquete dañado era algo bastante habitual.

Capacidad de almacenamiento

Los disquetes Verbatim MD2-D que llegaron a nuestras manos en 2018 están fabricados en el año 1992. Parece que fue ayer cuando con la firma del Tratado de Maastrich se estableció la Unión Europea o cuando las Olimpiadas se celebraron en Barcelona, pero ya pasaron 26 años. Pepe, nuestro diseñador, aún no había nacido.

Se rumorea que Bill Gates dijo en los años ochenta que 640KB deberían ser suficientes para cualquier usuario. Si 640KB eran la capacidad límite que se manejaba en aquel entonces (aunque Bill Gates niega haberlo dicho), los disquetes de 5¼ con una capacidad de 360KB eran un soporte muy solvente. Los geeks de la época los utilizaban para almacenar videojuegos (si, en 360KB cabían varios videojuegos), para guardar archivos y programas; pero también como discos de arranque. Poder guardar software y videojuegos en 360KB  hoy en día parece sorprendente, porque como media necesitarías 3 disquetes de 5¼ para guardar una sola foto de las que tienes en tu teléfono, pero en su momento era toda una revolución.

Para hacernos una idea de cómo evolucionaron los soportes de almacenamiento, digamos que aproximadamente necesitarías 23.300 disquetes para almacenar lo que almacenas en un pendrive de 8GB y unos 2.982.616 disquetes para hacer una copia de seguridad de un disco de 1TB. ¿Te imaginas lo que ocuparían casi 3 millones de disquetes?

Coleccionistas de tecnología vintage

Hoy en día, los disquetes son considerados en general como una tecnología obsoleta. De todas formas, aún es un formato utilizado en algunos sistemas informáticos para realizar tareas muy específicas que están configuradas para realizarse con intervención de este tipo de soportes de almacenamiento y no exigen un rendimiento o una capacidad mayor. También son apreciados porque este tipo de discos no necesita ningún controlador de dispositivo para hacerlos funcionar y esto en caso de colapso del equipo informático supone una posibilidad de recuperación.

Pero los disquetes también son un soporte demandado por los coleccionistas de tecnología antigua. Si te interesan otras reliquias del pasado, puedes darle un vistazo a estos productos de nuestra web:

Facebooktwittergoogle_pluspinterest
Publicado en Adaptadores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*